• 194 Views
  • Lives
  • 01:30:00
  • May 29 2024
  • HD
Share
Juares Souza Juares Souza

¡Unamos nuestras manos!

Bienvenidos, queridos hermanos y hermanas, a un video especial que celebra y reflexiona sobre el significativo Sexto Congreso del Ministerio Misión Final. En esta ocasión, hemos sido testigos de la poderosa manifestación del Espíritu Santo entre nosotros, un evento que ha marcado profundamente nuestros corazones y fortalecido nuestra misión común.

La reunión comenzó con un espíritu de gratitud, reconociendo las incontables bendiciones que Dios nos ha concedido. A pesar de nuestras fallas humanas, hemos sentido de manera tangible el amor y la misericordia divina, recordándonos que somos sostenidos por Su gracia infinita.

Uno de los temas centrales de este congreso fue la unidad y la comunión dentro de la familia Misión Final. Hemos reafirmado nuestro compromiso de trabajar juntos, unidos en el servicio colectivo, para cumplir la misión que Dios nos ha encomendado. La unidad no es solo un ideal, sino una necesidad urgente, especialmente en estos tiempos finales. Celebramos con gozo el crecimiento de nuestra familia espiritual. Cada nuevo miembro es una bendición y una oportunidad para extender el alcance de nuestro ministerio. Con este crecimiento, también surge la necesidad de apoyo financiero para construir un refugio, un lugar seguro desde donde podamos continuar nuestra labor de evangelización.

Durante el congreso, discutimos la importancia de prepararnos para los tiempos finales. La predicación de la verdad se vuelve cada vez más crucial. Nos inspiramos en la unidad de la iglesia primitiva, recordando que nuestra fortaleza radica en la unión de nuestros esfuerzos y en el fervor con el que proclamamos el evangelio. Este congreso también fue una oportunidad para reconocer la labor incansable de varios ministerios dentro de nuestra familia. Su dedicación y esfuerzo son ejemplos brillantes de servicio desinteresado. Expresamos nuestra más sincera gratitud a todos los asistentes que viajaron desde diversas partes del mundo para unirse a nosotros. Su presencia y participación han hecho de este congreso una experiencia inolvidable.

El camino hacia adelante está lleno de desafíos, pero también de promesas. Unidos, podemos enfrentar cualquier adversidad y continuar nuestra misión con valentía y determinación. Este congreso nos ha recordado que, con la guía del Espíritu Santo y la unidad de nuestra familia, nada es imposible.

Descargar

Leave a Reply