El deseado de todas las gentes

$0.00

En el corazón de todos los seres humanos, sin distinción de raza o posición social, hay un indecible anhelo de algo que ahora no
poseen. Este anhelo es implantado en la misma constitución del hombre por un Dios misericordioso, para que el hombre no se sienta
satisfecho con su presente condición, sea mala o buena. Dios desea que el ser humano busque lo mejor, y lo halle en el bien eterno de
su alma.

En vano procuran los hombres satisfacer este deseo con los placeres, las riquezas, la comodidad, la fama, o el poder. Los que
tratan de hacerlo, descubren que estas cosas hartan los sentidos, pero dejan al alma tan vacía y desconforme como antes.
Es el designio de Dios que este anhelo del corazón humano guíe hacia el único que es capaz de satisfacerlo. Es un deseo de ese Ser, capaz de guiar a él, la plenitud y el cumplimiento de ese deseo. Esa plenitud se halla en Jesucristo, el Hijo del Dios eterno. “Porque plugo al Padre que la plenitud de todo residiese en él;” “porque en él habita toda la plenitud de la divinidad corporalmente.” Y es también verdad que “vosotros estáis completos en él” con respecto a todo
deseo divinamente implantado y normalmente seguido. El profeta Ageo llama con justicia a Cristo “el Deseado de todas las gentes.”

SKU: GKR-534 Categoría:

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “El deseado de todas las gentes”